Sales por la puerta, te descalzas, caminas por la arena y en unos segundos ya estás sumergiéndote en el agua. ¿Te lo imaginas? En el Càmping Nàutic L’Ametlla esto es posible debido a que nuestro recinto está tan cerca de Cala Pixavaques que podrás sentir su llamada desde tu habitación, en caso de que hayas decidido hospedarte en una de nuestras mobile homes o en uno de los bungalós.

Ahora, de repente, te encuentras paseando por un pueblo de pescadores dejándote mecer por la brisa y disfrutando con familia o amistades de una buena mariscada. La buena noticia es que desde el mismo recinto podrás ir caminando tanto a la playa como al pueblo y disfrutarlo en todas sus posibilidades mientras la sensación de relax hace acto de presencia. 

Garzas y gaviotas sobrevuelan el horizonte, el sol se pone, tiñendo de rojo las montañas mientras bailas al ritmo de las olas de la Costa Dorada y el tiempo pide pararse. 

Disfruta de la experiencia de la naturaleza en toda su plenitud. Nosotros te lo ponemos fácil, el entorno también.

Si te apetece disfrutar con un ritmo más elevado recuerda que la aventura también está cerca de nuestro camping. Port Aventura World o Ferrari Land en Vila-Seca por un lado y deportes de vela y el Parque Natural del Delta del Ebro en el sud por el otro. La opción cultural también es más que factible con el enoturismo del Penedés o la Tarragona romana entre otras muchas opciones.

Decidas lo que decidas. Te deseamos feliz desconexión de Semana Santa.